A lo largo de estos dos meses han pasado un montón de cosas que queremos compartir:

Gracias a diferentes donaciones que nos llegaron de España y a la generosidad del campamento Djidjack de Palmarin, nuestras alumnas tienen a su disposición dos máquinas de coser que les permitirán aprender el oficio de costureras y les abrirá las posibilidades de integración laboral en un futuro no muy lejano….

maquina coser

 

La venta de los saquitos de sal ha seguido ampliándose y actualmente los hospedajes de la comunidad disponen de un lote de 10 saquitos cada uno que ofrecen a los visitantes como “regalo solidario” y, además, se les informa del trabajo que estamos realizando y se les invita a visitar el cole para mostrar su apoyo y motivar a las y los alumnos.

max

 

En la última reunión de coordinación con Inspección educativa, se nos informó de la necesidad de delimitar el terreno de la escuela para que pueda ser reconocida por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Asuntos Sociales de Senegal. El Ayuntamiento de Palmarin así como la dirección de la escuela pública y la comisión de padres de alumnos han mostrado su apoyo y en estos momentos estamos construyendo un pequeño muro que queremos pintar de muchos colores con los peques de la escuela.

reunion inspeccion

 

Estos dos meses hemos recibido un montón de visitas y todas ellas han aportado su granito de arena: Marta Moreiras realizó un reportaje fotográfico tanto en la escuela como con las familias de las y los alumnos, Rubén hizo sesiones de fisioterapia en el cole con Charles Camille y con Youssou, Thomas y Claudie compartieron una mañana realizando las diferentes actividades del taller con los peques. Queremos agradecer a todos/as ellos/as por su tiempo y su generosidad.

visita

 

Por otro lado, hemos seguido elaborando materiales en función de los objetivos pedagógicos y, ahora sí, los hemos subido a la web. Podéis echar un vistazo en el apartado “materiales”, a ver si os gustan tanto como a las y los alumnos!!

El proyecto Bicicletas sin fronteras Senegal ha donado a Mamadou una bici para que pueda ir y venir de su pueblo (Ngallou) pedaleando. Mamou caminaba cada día 4 km y, además, las bicis son su pasión. No os podéis imaginar la alegría que le ha hecho este gesto de la fundación. Muchas gracias a los padrinos y a Romà e Inés que lo han hecho posible.

velo

 

Sin embargo, también tenemos que compartir una noticia muy triste y dolorosa. Nuestra querida alumna Odette nos ha dejado de forma inesperada. En esta parte del mundo, la vida viene y va sin dar muchas explicaciones y, aunque nos cueste tantísimo adaptarnos, sólo podemos esperar que ella haya sido feliz a nuestro lado todo este tiempo que hemos compartido. Jamás la olvidaremos.

Odette